poeta inca

“Los poetas no tienen pudor de sus aventuras; las explotan".. —Nietszche. "Afuera nunca compro sueños serios mucho menos si ya son usados. Mis sietes corazones rotos laten bien de frente nunca de costado"

Adiós viejo amigo “hasta la noche de un nuevo día” embárcate y buen viaje.

¡Brindemos por ti! Y dos más.  Yo te sigo viendo aún sentado en tu viejo sillón. Cansado y reposando del día, escuchando la música que opacaba el traqueteo de la lluvia. Te veo enmarcado en un atardecer de verano sobre las arenas playas que muchas veces visitamos; descender riendo con la marea que sube y te jala, recordando momentos que nunca supe de ti pero te acompaño y dos más pero no recuerdo contigo; sólo me permites compartir tu risa y palabras que no entiendo mientras dos más y nos alejamos juntos. O en un lugar hermoso: hierba verde, el sol, una brisa ligera. Tú me miras, yo sonrió, tus ojos más bellos que nunca y la brisa soplando a través de tu cabello castaño. ¡Salud! Eres nostalgia en cuerpo y alma a pesar de estas llagas por la ausencia clavada. Entiendo no pudiste evitarlo; sólo te dejas ir mientras dos más a pesar de que yo te diviso sentado frente a nuestra mesa. Y ahora no puedes evitarlo que la oscura marea te jale triste pero sonriente. Como en los viejos tiempos, siempre estrechándonos y sin alejarnos. Yo pregunto ¿Te acuerdas? y tu casi lo habías olvidado. Por la nostalgia del día cada vez más lejano. Pero dices sí para no ofenderme porque me quieres y soy tu pequeña. ¡Salud! Dos más y ya no es lo mismo. Empiezo a aburrirme escuchando del pasado, como los abuelitos diciendo que siempre fue mejor. Y te escucho pero ya no te oigo porque mis retos son con el presente. ¡Salud! Dos más y nos vamos pero sigues estancado en lo que fue y yo no tengo ganas de seguirte con la marea que te jala porque tengo cosas más importantes que hacer con mi vida y hoy solo tengo intención de acompañarte hasta la orilla; dibujar un corazón y escribir nuestros nombres sobre la arena mojada y despedirte si me lo permites con un beso pero sino un abrazo será suficiente. ¡Salud! Y un par más del estribo. Nunca pude con tu carácter. Amanece y aunque me hayas regalado un frasco de ambrosía para continuar por semanas, libando y recordando, ya me voy alejando de la orilla. Adiós viejo amigo embárcate y buen viaje. Culpa a Dios si quieres en tus delirios; yo sigo aquí mientras que contigo la naturaleza hace su trabajo de descarte. Brindo con el rumor de las olas que revientan en la playa y esparcen la espuma blanca como el lúpulo y la cebada combinados rebasándose por los bordes de mi vaso de vino. ¡Salud! Y concluyo mi luto por ti que seguramente ya descansas en paz en el epitafio con los oficios de ley junto al anidar y graznar cuervos que advierten a los lugareños que la curiosidad puede matar al gato. En fin, llego a mi dormitorio, cierro las gruesas cortinas, abro mi lecho, me acuesto y: “hasta la noche de un nuevo día” Atravesaste la puerta de este mundo, ¿Y yo pregunto, dónde está, muerte, tu victoria? he de consolarme que ante tu ausencia; estas lleno de amor ante la presencia de Dios, y tú sigues viviendo en mi recuerdo y mi corazón.

image

¿DÓNDE ESTÁ LA SOMBRA?| PAMELA JANET RODRIGUEZ | PERÚ

¿Dónde está la sombra?
Pamela. J. Rodriguez

¿Dónde está la sombra? ¿Dónde está ahora su
fuente añil que brota
en la memoria? Su manera de evocar
fusila, se convierte en humo vago
con el paso de los años, consume
a diario,
apila en el almacén
del corazón, la evidencia de haber vivido.
Donde se acepta un nuevo crepúsculo –
lamenta su ausencia esta noche,
preguntándose dónde ocultar sus pasos….

(Poesía inconclusa…)

Enfermedades Huérfanas-“No existe una enfermedad tan rara que no merezca atención”

“No existe una enfermedad tan rara que no merezca atención”

raras2
Una “enfermedad huérfana” se define como cualquier enfermedad, síndrome o trastorno que afecta a un número limitado de la población total, definido en Europa como menos de 1 de entre 2.000 ciudadanos (EC Regulation on Orphan Medicinal Products). Esta cifra también se puede expresar como 500 pacientes por cada enfermedad rara en una población de 1.000.000 de ciudadanos. Aunque 1 de 2.000, parece muy poco, en una población total de 459 millones de ciudadanos, esto podría significar nada menos que 230.000 individuos para cada enfermedad rara. Es importante subrayar que el número de pacientes de enfermedades raras varía considerablemente de una enfermedad a otra, y que la mayoría de la gente representada por las estadísticas en este campo sufre de enfermedades aún más raras, enfermedades que afectan solo a una de cada 100,000 personas o menos. Las enfermedades más raras solo afectan a unos miles, cientos o incluso a solo un par de docenas de pacientes. Estas “rarísimas enfermedades” aíslan especialmente a los pacientes y a sus familias y les hacen vulnerables.
En las últimas dos décadas se han identificado los argumentos que responden a las necesidades de la comunidad de enfermedades raras. El desafío consiste en combinar los argumentos a una imagen amplia que impulse la acción de todos los implicados hacia adelante con claridad y energía en un plan estratégico coherente y sostenible.
Desde mi perspectiva y sobretodo experiencia personal, diagnosticada con dos clases de síndromes congénitos uno el Síndrome de arnold chiari y el Síndrome de Ehlers-Danlos e Hiperlaxitud (de esta ultima los médicos latinoamericanos no conocen la enfermedad, y tampoco parecen tener intenciones de aprender sobre ella). Puedo contar que me ha tocado desafortunadamente y continuamente profesionales médicos con escasa sensibilidad humana que tomen interés en mi caso y dolencias por ser estos productos de mis Síndromes o enfermedades raras. Debido a la naturaleza de las enfermedades raras muchas veces por lo general no cuentan con opciones de tratamiento eficaces por la falta de profesionales médicos que se tomen el interés de investigarlas y estudiarlas, encontrando así un eficaz tratamiento. Solo se sirven con diagnosticarte y esto es suficiente para ellos.

Una comprensión inadecuada de sus causas subyacentes es el mayor obstáculo que se interpone en el camino de los nuevos tratamientos y curas para las enfermedades huérfanas. Muchos trastornos se agrupan bajo un mismo paraguas de diagnóstico, por lo que es difícil para los médicos para identificar los tratamientos apropiados y seguros. Nuevos estudios podrían revelar un defecto genético subyacente y medios abiertos de investigación para tratar o corregir el problema. –

Conseguir un diagnóstico correcto es a menudo un desafío para alguien que tiene una enfermedad rara. Muchas personas no son capaces de obtener un diagnóstico, son mal diagnosticados o tienen un diagnóstico y luego otro. Hay muchas razones por las que conseguir un diagnóstico de enfermedad rara puede ser una experiencia larga y frustrante.

Puede parecer obvio, pero el hecho de que una enfermedad sea rara hace que sea muy difícil de ser reconocido. Usted puede ver muchos médicos antes de finalmente encontrar uno que sabe algo acerca de lo que tiene. Algunas enfermedades son tan raras que sólo un genetista (especialista en genética) sería capaz de identificarlos después de las pruebas genéticas que se hace. Algunas enfermedades raras tienen síntomas, como debilidad, anemia, dolor, problemas de visión, los mareos o la tos. Muchas enfermedades diferentes pueden causar estos síntomas, por lo que se llama “no específica”, lo que significa que no son signos de una enfermedad específica. Los médicos están entrenados para mirar las causas más comunes de los síntomas en primer lugar, por lo que no pueden estar pensando en la línea de una enfermedad rara cuando te examinen.

Con motivo del Día Mundial de las Enfermedades Raras. Este 28 de febrero FEDER(Federación Española de Enfermedades Raras) ha iniciado una campaña con la misión de que este día, no sea un día desapercibido, sino todo lo contrario, y que cada vez más personas sepan de la existencia de las enfermedades poco frecuentes.

A pedido la colaboración solidaria, de miles de bloggers por el día mundial de las #enfermedades_raras para dedicar un post en nuestro blog a nuestra temática, desde la perspectiva y/o dimensión de nuestra experiencia y así la difusión sea mucha más amplia.

Es por esta razón que desde aquí quisiera aprovechar haciendo un llamado a todos los profesionales de la medicina, apelando a su bondad y amor médica, para dedicar en abastecer sin descanso los fondos tan necesarios para la investigación de estas enfermedades, para mantener y mejorar el estado de salud de los pacientes. Ya que debido a la naturaleza de las enfermedades raras, muchas son de largo tratamiento, por ser progresivas, o peligro de muerte y requieren atención multidisciplinaria, terapias disponibles y complementos alimenticios igualmente requerir la administración de toda la vida. Hasta la entrada en nuevos avances sin suceder, sin la ayuda del gobierno y el sector privado, el tratamiento es difícil de alcanzar para los pacientes debido a su costo prohibitivo y accesibilidad.

En nombre de los pacientes y las personas que cuidan de ellos. Se requiere un movimiento científico médico para hacer frente a estas necesidades, promoviendo la búsqueda y el desarrollo de tratamientos y potencialmente una cura para las enfermedades fundamentales, que faciliten la investigación a través de asociaciones estratégicas, acelerando el descubrimiento de fármacos.

Profesionales de la medicina dedicándose a crear conciencia, y para realizar ensayos clínicos para contribuir al acervo de conocimiento del mundo que daría lugar a la mejora de la salud de los pacientes con enfermedades raras.
Tal vez creando, una, única plataforma/foro de todas las enfermedades raras, de todos los países, que reúnan a todas las partes interesadas: representantes de pacientes, académicos, profesionales de la asistencia sanitaria, industria, políticos y organismos reguladores. Relaciones de ciencias médicas que puedan también desempeñar una función educativa fuerte, la organización de los debates científicos para fomentar la comprensión, así como la aplicación de los análisis a medida eficaz para un nuevo fármaco que pueda ser de valor en el trato de enfermedades raras.

Una enfermedad rara o huérfana es también aquella que no ha sido adoptada por la industria farmacéutica, ya que proporciona pocos incentivos financieros para el sector privado para hacer y comercializar nuevos medicamentos para tratarla o prevenirla.

Ninguno de nosotros estamos protegidos por la estadística.

El hecho es que una enfermedad sea etiquetada como “rara” cuando el número de personas en Europa que padece una enfermedad es superior a los 30 millones. Las enfermedades raras no afectan solamente a aquellas personas a las que se les diagnostica la enfermedad sino que también afectan a sus familias, amigos, cuidadores y la sociedad en general. Mientras que una enfermedad rara puede afectar a tan solo 1 persona entre 50.000, el colectivo de pacientes con enfermedades raras comprende al 6-8% de la población de la UE. Estas estadísticas no parecen servirnos de consuelo.

Debido a que los pacientes de enfermedades raras representan una minoría, suele existir una ausencia de conciencia pública. Los temas más comunes a los que se enfrentan los pacientes de enfermedades raras y sus familias incluyen el diagnóstico tardío, el acceso a la asistencia y a la medicación y un sentimiento de aislamiento. Esto es cierto en varios países, culturas y en todas las enfermedades raras.

¿Qué son los productos huérfanos?

Los productos huérfanos son productos medicables pensados para el diagnóstico, la prevención y el tratamiento de enfermedades raras.

La palabra huérfano viene de la palabra griega Orphanos, un niño que ha perdido a uno de sus padres o ambos, o un adulto que ha perdido un hijo. Se remonta a la ORBH raíz indoeuropea putativo, privado, como en la palabra Orbus América. Una definición legal utilizada en los EE.UU. es alguien privado a través de “la muerte o la desaparición, por abandono o deserción, o la separación o la pérdida de ambos padres”.  En Inglés moderno la palabra huérfano es más comúnmente utilizado en su sentido griego original, pero también han surgido significados metafóricos.

La enfermedad huérfana  implica también dos conceptos distintos pero relacionados. Se ha utilizado para describir las enfermedades que son abandonados por los médicos, y se ha aplicado, por ejemplo, para la enfermedad de Fabry, la equinococosis alveolar, cáncer renal variante, miopía alta, e incluso algunas enfermedades comunes, como el cáncer de endometrio y de la adicción al tabaco. Sin embargo, más específicamente el término de enfermedad huérfana se utiliza para designar a las enfermedades que afectan sólo a un pequeño número de personas (los llamados huérfanos de salud).

Toda persona tiene derecho a la vida

Los nacidos afectados por enfermedades raras o huérfanas son una población vulnerable y especial. A pesar de que son pequeños en población, los afectados por enfermedades raras también se les debe garantizar un mejor acceso a la salud por el gobierno a través de su inclusión en la agenda de salud universal, así como la cobertura del seguro social de salud en la premisa básica de que toda persona tiene derecho a la vida y derecho a la vida de la calidad.
Tratamiento

El tratamiento de una enfermedad huérfana presenta serios desafíos para el médico y el paciente. El médico puede ver un solo caso de una enfermedad huérfana dentro de un año, si acaso. Dado que puede haber pocos o ningún programa de tratamiento a gran escala de una enfermedad huérfana en particular, la terapia y los medicamentos pueden ser difíciles de conseguir. Para algunas enfermedades, las áreas de especialización médica que se requieren para el tratamiento pueden ser muy amplias. También hay muy pocos incentivos para que un médico especializado se dedique o tiempo a estudiar una enfermedad huérfana. Todos estos factores restringen gravemente las opciones de un paciente.
Toda persona tiene derecho a la vida
Una cura para cualquier enfermedad no sucederá sin esfuerzo concertado de personas en todo el mundo. Toda persona tiene derecho a la vida.

Los afectados nacidos con enfermedades raras o huérfanas son una población vulnerable y especial. A pesar de que son pequeños en población, los afectados por enfermedades raras también se debe garantizar un mejor acceso a la salud por el gobierno a través de su inclusión en la agenda de salud universal, así como la cobertura del seguro social de salud en la premisa básica de que toda persona tiene derecho a la vida y derecho a la vida de la calidad.

Links de interés
Ley enfermedades huérfanas Perú.

Elaborarán registro nacional de pacientes con enfermedades raras

“Atlas de las enfermedades raras”

Recurso sobre el vocabulario de las enfermedades raras. Muy útil por los sinónimos que aporta

http://www.rarediseaseday.org/

http://www.eurordis.org/

http://web.enfermedades-raras.org/


Síndrome de Ehlers-Danlos e Hiperlaxitud

http://asedh.org/queessed.php
https://sites.google.com/site/rededargentina/home
http://www.institutferran.org/hiperlaxitud.htm

Síndrome de arnold chiari

http://www.enfermedades-raras.org/index.php?option=com_content&view=article&id=576
http://www.enfermedades-raras.org/index.php/component/content/article?id=725
http://kidshealth.org/parent/en_espanol/medicos/chiari_esp.html
http://www.aemc-chiari.com/
http://arnold-chiari.blogspot.com/
http://www.afacpa.org/
http://www.institutchiaribcn.com/

PERSISTENTE DUELO | PAMELA JANET RODRIGUEZ

En memoria de mi Padre
Persistente Duelo

Y yo persisto, con los rayos el duelo
por aquel momento irrepetible de tu vida.
Para rencores íntimos, pues, mira,
ya no hablan los troncos con su savia fría;
y quisiera empezar un simple día,
como crecer en paz hacia el sol de los cielos.
Palpar la tierra a raíces hambrientas tu recuerdo,
cobrando fuerzas, en sus músculos modestos.
Mareas serpenteadas
de este aire y este suelo,
con su leve horizonte sin deseos;
Vestida de apóstol
prudente hasta el hastío
encomiéndame en secreto
irremediable eucarístico;
En la visita de su adiós,
de su brisa consumada,
de su carta aflora un dogma,
un estigma para mi estancia.
Creo, fue un arcángel,
en un tiempo creciente…
…menguante, de dígitos ausentes
que al tocar el suelo se desvanecen.
Mientras tanto /espero /
tallar un nuevo cielo
nos encontraremos padre con el horizonte pleno.

TROVADORA, UNA VOZ QUE LLENA DE VIDA (A SARA VAN)

image

¿Qué me vas a cantar? Alegorías colgadas en pentagramas sonoras; notas que brotan como milagro en tu boca, fuego que enciende la ola. Mi pequeña trovadora sustancial.  En realidad, sólo escribo para recordarte la importancia de mi silencio. Pues anhelo que descubras el mensaje que se encuentra detrás de mis palabras. Asistiré a tu recital de campos, arcoíris y flores pintadas con crayolas de párvulo. Y aplaudiré tu éxito. En mi necesidad de escuchar lo que quisiera escuchar de ti por satisfacer las necesidades de mi propio existir, silencio y soledad.  El arte por el arte mismo y mi vacío no tenga nada que ver con tu decir.

“La vida es un canto a la belleza, una convocatoria a la transparencia.” Entonces, busco verdades en tus melodías que sólo concibes para regocijarme y hacer menos silencioso mi destino y el de los demás que te escuchan sin pedir nada a cambio, y sólo apaciguar sus propios silencios, pintándolos de esperanza al entonar tu belleza y nada más. Pienso. Mi pequeña trovadora de campos de arco iris y flores pintadas con crayolas para no denostar la vida. Buscar la belleza en la inevitable crueldad del existir. Cadencias melódicas para no desistir. Quiero pensar entonces, que de eso se trata las trascendencias de tu pentagrama. Artesana de Esencias Primarias, de rebelión, verso y palabra. Qué en Tiempos Duros, ingente haces tuya la demanda, el despliegue de los cantos libertarios, que entonas en rebeldía aquella insurrección natural, de esta vileza sociedad; con sus pautas infringidas, con sus normas, que oprimidas, de pedazos se aniquilan…Entonces nuevamente expresión que en la batalla, tus ojos un ciclón; poesía en movimiento. Tú que no te abandonas a la maldad del mundo sino que te levantas y de a pocos vas cambiando insignificancias, hasta pelear por cambiar trascendencias, porque hay trovadoras como tú que llenan silencios con belleza que demuestran que no hay que perder las esperanzas. Me alisto para asistir a tu recital de semillas para sembrar un bosque. Y debo entender que sí necesito de esa parra o taparrabo que lanzarás a los desposeídos como yo.  La belleza que hay en la verdad de tus versos, sin saberlo tú, me resucitará de mi muerte en vida y podré verme en el espejo otra vez, con esperanza. ¿Volveré a ver campos de arco iris y flores pintadas con crayolas desde mis ventanas al renacer? Tiempo al tiempo. Ahora ¡Silencio! Las luces del teatro se apagan y el escenario se enciende. Las cortinas se parten por el medio y se recogen deslizándose a los lados. Tu presencia crea la expectativa; tomas aliento y bebes una copa de ambrosía.

El vino embellece tu alma,

te da la chispa apropiada,

te presientes más hermosa;

y lucen eternos tus ojos,

desnudada y anudada,

asomada entre pinares.

Tu gesto;

en el vino, una diadema,

en la luz, un verso eterno,

en penumbra, una quimera,…

Veo tus labios entreabrirse y la melodía de tus primeros versos escapa incluso a tu voluntad. Ahora le pertenece a tus fieles acólitos que embelesados te escuchan. Yo me convierto en guerrera primitiva y en cazadora de mi propia muerte pues me darás la vida después de tu última estrofa. Confío en el poder de tu belleza y me desangro a voluntad. Te escucho y me acomodo en mi butaca.  Tu verbo hace luz,  al sonido de mis Párpados.  Mis ojos ven dibujados tus versos con crayolas de colores de arco iris.  Palabra por palabra, comas y puntos, en cada inflexión de tu voz al decir. Sonrío, cerrando los ojos y dejándome ir; creyendo, al menos, despertar en tus campos. Esperanzada en el renacer, por la mágica potencia de tu voz.

Y ahora mi alma suena

a una eufonía

que  me vence,

y ahora mi alma siente

como una estrella que emerge.

Mis canciones no tienen más mérito que el personaje que está en ellas” – Chabuca Granda
Sara Van-Cardo O Ceniza
 

Al PUEBLO | PAMELA JANET RODRIGUEZ | PERÚ

Al pueblo
Empalada, hice
de mi vida un sendero
una mano en la pedriza.
Juraría, que he sangrado,
montando en nácar
el sol de mi pueblo,
portando en la senda
reposando, a mi diestra
voluntad, gracia y fuerza
y en una pizca de sal
un leve toque de arresto.
No manosees el brote indefenso
porque entre hierbas seca da brillo
como ante la yesca al fin de la vida
al fuego se arriesga
ya arde, ya tiembla;
A subversión de quiméricas,
aviva un equinoccio para el brío
recorre una brizna,
de la última ofensiva
trae esfuerzo
¡Oh!, mi pueblo más puro y más sereno
un rayo de dolor dentro del pecho.
Cruel paleta de colores
y sangre en las verdes praderas
enflorará el valor en el desierto,
en esta futilidad de gobiernos.
¿Qué historia cruel recitara la metralla?
para pelear guerra mercenaria….
En el foso raíces exhortadas
Venciendo el silencio agobiado
broto un día la lengua eterna de mi antepasado;
Endeble tallo, que se congela en un bostezo
por un mísero traidor rastrero.
Ruda es la fraga
de la que emerge la campana,
liga de color rojo puro
y de blanco, dócil y ligero;
la llevó clavada entre el puño y la frente en alta
pues no optó por el silencio
artilugio que no es remedio
marea alta y mar adentro
para redescubrir las ganas sublevadas
cara-cara al horizonte
a la espera de la madrugada.

INVIERNO | PAMELA JANET RODRIGUEZ | PERÚ

Sin título1

Como lluvia estucada en la sombra,

aspiro fruto y semilla.

Hojas de sal

en la boca;

sin augurios ni mar,

culmine desierto ausente de glorias.

Un ligero toque de verde,

pobre y desgastado,

andariego inmóvil,

se vuelve helado.

PERÚ ©PAMELA JANET RODRIGUEZ

Demencia senil

Demencia senil
Altos corredores
aleados con gotas de aluminio
¿Qué es esto de perderse y encontrarse?
En este aforismo venidero
un agudo cincel congela su canción alborotada
y el delirio abre sus rejas de ayer.
Címbalos, avispan el cerebro cual chispa
¡Oh ciudad de los gritos!
Libérale en cordero de Dios y sacramento.
La guardia civil siembra fusiles y pólvora negra
serpenteando en su cabeza,
estallan en guerra.
La vejes no entiende de tiempo,
perdido en reloj sin manija
con locura se cobija,
embarcándose en telegramas
de voces viejas y heladas;
Siempre viajan
en el lado equivocado,
donde al sol le entra pereza,
donde el respaldo está helado.
Viajan solas las memorias;
en esencia consumada,
la visita de su adiós,
de su brisa contenida
Ya no hablan,
ni siquiera escuchan;
cierran los ojos y miran
los cuerpos recién nacidos,
a los que ya no tiene vida.
En tanto que la profundidad lo envuelve,
un muro llora sin poder autorretratarse…

MI AVE TURPIAL | PAMELA JANET RODRIGUEZ | PERÚ

Tu mi Ave turpial

Tu mi Ave turpial que vuelas al
espacio infinito
Me das de comer del fruto prohibido de tu pico
te acicalas en mi vida sin desfallecer
con inquietos latidos,
al recorrer la celda, de tus ojos chinitos
por los que camino una y otra vez
Tu mi hermoso vuelo, mi anhelo,
Mi sueño, mi hermoso sueño,
me has montado en tus alas
con feliz entrega y alegría en mi vida,
envuelta en esperanza.
Me abasteces de cobijo en tu nido
y un mirar de fresco cielo azul al amanecer
Te vi un día que no esperaba,
Volviste, me viste y volaste,
Eres libre, como siempre…
…Como antes…
Un día vi en mi ventana,
Un par de ojos colgados, sol radiante
que engalanan
Miraban con tanto amor,
Que ahora me acompañan…
Mi amarillo-negro-blanco,
Mis sueños en el cielo… tu cielo…
Mis miradas en tus pupilas altas acostumbradas,
Tu pico hermoso, agudo me arrebata,
Dominio tuyo y mío, despertares de mañana,
Cantar afinado, Tu mi hermoso Turpial…
¡Te amo!

Mi ave turpial de Pamela Janet Rodriguez
Narración y voz: Sandra Martínez
Producción: Miguel Andrade
Sandra Martínez en la producción y conducción de “canciones imprescindibles”… música necesaria… de lunes a viernes a las 20h00 en Quito 100.9, Guayaquil 105.3, Cuenca 88.9, Manta y Portoviejo 88.1, Macas 88.5 o en la red http://www.radiopublica.ec

CAMPO ETERNO

El reloj apunto las 12, y ella no podría imaginar lo que le acontecería aquella noche. Pestañeando varias veces atizando su visión, observo a su alrededor.

– ¿Sabes dónde estamos?- preguntó espantada

(-Afrontémoslo: hemos muerto y con nosotros el último de nuestros recuerdos.)

– ¡¡imposible!!- exclamo.

Mientras seguía en guerra con su otro yo. Y la presencia de la muerte se escuchaba bajo las estrellas. El  sentido de la orientación seguía siendo nulo. Una sensación siniestra la traumatizaba. Implorando a la benevolencia, decidió explorar camino, junto a ese pálido remedo, llamado “yo” que le seguía como sombra. Que sólo se atrevía a fisgonear de rato en rato para estudiar su cara. 

– Estamos en hakeldama campo de sangre. Se pronuncio una voz en graznido

Un olor polvoriento se percibía en el aire. Un vacio y un silencio inusitado reinaban en los campos. Doliente y parturienta en su alma, ese otro “yo” le susurraba:

(-Recuerda, más lejanos del infierno que del cielo. Extremada y desigual, excesivamente humana, así es el alma.)

 -¡Basta!, ¡Ya calla! Lo que sea que este viviendo. No es una realidad. Es solo un sueño. Emergeré de esta gris sustancia, y volveré ver el Sol detrás de la niebla plomiza…

 (-Que ingenua eres, ¿no te das cuenta aun verdad? Estamos en el trecho donde concurre el abismo, donde palabras en tinta, donde habita un suave cerco de ternuras desgarradas. Afligidas y confusas,  hasta los dedos herida. Y una aterida Magdalena esta empapada en Calvario.)

 Ella dio un gran suspiro y resopló agotada

.- No puedo más seguir discutiendo contigo. Estoy exhausta de recorrer por estos senderos, con olor de llantén polvoriento, trochas inseparables, deambular sobre huellas de rueda  y cascos de caballo.

 Descanso un momento. Tenía los pies lastimados por pisar la tierra áspera, por la que transitaba sin sentido.

Después de algunos minutos se incorporo y junto a ella, un riachuelo de lluvia, se paro frente a su propio reflejo, mirándose extrañada y sin dudar dijo – está bien continuemos

Se encamino hacia un antiguo pantano. Cuanto más se aproximaba, mas avanzaba la neblina ligera al comienzo, pero se espesaba con demasiada rapidez y se condesaba.

La oscuridad no le asustaba mucho, recordaba ese lugar desde cuando había cruzado el umbral de los sueños. Lo conocía desde el más horrible presagio, de una nostalgia olvidada, ya lejana, pero incrustada muy profundamente en el corazón, Vagaban allí buitres de bruma, chacales de espino, senderos inhóspitos, bancos de niebla y otra serie de inquietudes imposibles de mostrar.

De pronto un espectro seccionado desde el rostro, se le apareció.  Inhalo su aliento aguardentoso.

Este le hablo:

 -Voy a derraparte de peligro, que la dirección no te asista, sorberte de un trago egoísta, en cada curva el abismo; que la penumbra te cubra en esta senda suicida.

 ¡Caray! ¡Un demonio!

-¿Empezarás a hablarme de los cuatro evangelios o de los cuatro jinetes con galope inmortal? – dijo ella con un sarcasmo sin igual.

– O de la Luna congelada, las serpientes enterradas, el hedor de muerte, en los desiertos de dunas pintadas con crayolas doradas -Te cruzaste en mi senda. Maldita estampa de muerte. Una mañana sucia y fría. No me estremece el dolor, ni tu rostro, tan oscuro, ni lo hediondo de tus hostiles labios.

 El demonio en toda su esencia se perturbo y se alejo de ella.

 Janet prosiguió su camino y se dirigió al refugio de los bajos goces, a las catacumbas del alma, donde en las decrépitas vías versos negros nos alumbran. Reposan, las siniestras liberadas; y una virgen casi inmaculada se resigna.

 -Es este el lugar donde se alojan las ánimas en tumba perpetua, y se funden quebrados, y ausentes en su lecho suspendido. Se niega el derecho de existir, y porque no, de sucumbir.-dijo Janet

 (-¡Oh! Alegorías y más alegorías, luego escribes sobre más…. alegorías, por arrancarte un poema y así burlar el silencio que se consume en tu boca y bla bla bla….)

 Ciñendo la frente, Janet intercepto su mirada en un pocillo de agua que se confundía con la niebla, y busco a ese intruso llamado “yo”, que tan solo era un reflejo, un rayo de luz oscuro y pregunto

-¡Dientres! ¡Que no puedo decir nada sin que me estés cuestionando algo!

(-Soy lo que ves, soy tus palabras enganchado a tu aliento, ¿cómo quieres que no te cuestione todo, cuándo lo cuentas todo? Lo que quieras que sea soy; un sentimiento si es lo que anhelas, un canalla encontradizo, una bestia, una luz, una balsa en la tormenta, o quizás un brote de ira, que no acaricia ni tu risa.)

 Uhm…Está bien lo que quiera que seas serás, ¿no es verdad?; Bueno, haz algo por mí, suicídate y ¡déjame en paz!

 (-no, no puedo). – ¿¡Por qué no!?

-Porque soy la mente más brillante, la rabadilla del poeta disidente, un anacoreta sin rumbo, un faro abierto a mi mundo.

 -¡Ja! ¡Vaya! Para el colmo me saliste narcista y arrogante

 (-Soy lo que de mi quieras tomar, una verdad medio quimera, una ilusión medio real.)

 -¡Aayyy! Entonces vuélvete un ser en la nada. -(La nada es algo aun sin verla).

 ¡Oh Dios, ya basta! Está bien, no pensare, no hablare, ¡Y no te responderé mas y sabes por qué! ¡Porque morí! ¿Recuerdas? ¡La lógica es, que, ya muerta no puedo responderte porque los muertos no hablan y son absolutamente nada!

 (-Te dejare tranquila, si es lo que quieres, seré la palabra frente al abismo.)

 – ¡Caramba por fin!.- Dijo Janet, mientras vagaba en ese nirvana, punto de fuego, donde ángeles susurran en sangre  y se vive un osario de lágrimas.

Aquí las ánimas ceden a la mísera suerte, algunas reducidas a cenizas, otras en goce de gloria, y las masas reposan sobre sarcófagos de frío leño. Deshaciéndose en abono, junto a la tierra para un campo, que yermo, se desangra. 

  -Un sorbo de muerte para ti.- Grito un ángel de alas negras. Mientras le anunciaba un enmarcado atardecer de  desnudes y sopor en ataúd; Janet buscaba aliviar su angustiante y penosa soledad, sobre las arenas de suelo húmedo, que pisaba, buscaba desplegar, descender de ese sueño en el cual estaba.

Luego inesperadamente, entre la niebla apareció el agua tan gris como la neblina, con pequeñas olas chapoteando contra la orilla fangosa. El agua se confundía con la niebla en una bruma tenebrosa. Y no se oía ni un solo sonido. Había oscurecido casi por completo cuando llego a ese estrecho riachuelo pantanoso. Después de haber comprendido más o menos donde estaba sintió alivio.

Pero, ya casi hacia a lo lejos ver y oír la voz, de un pequeño niño con no más de 13 años., de bonita sonrisa; de aquellas que pueden decirte no temas, cabello negro, lacio y corto. Advirtiéndole de esos vientos que llamaba a la blanca y cegadora luz de la muerte al final del túnel

Abrió una Biblia y escondida entre sus páginas centrales trozos de espejos, matices quebrados de esa lente de aumento que Dios olvidó graduar.

– El sereno trae a mi memoria, tu existencia; de mis años de infancia, ¡sí!, te reconozco, eres un familiar cercano, te diviso sentado frente a nuestra mesa desde el malecón.- Janet le dijo aquel niño.

-Me recordaste, ahora escúchame bien, en la vida nunca te ofrezcas vencida, ni entre tus alas resbalen brotes de ira; ni cuando se mojen tus ojos, por una diestra vencida de un ser querido, que se reclame acunar en los cielos, ni retengas el imperdonable momento, ni a la  impiedad que ruge, por dentro.

 Aquel niño era un ser que buscaba de algún modo transmitir el mensaje que le había sido encomendado. Janet se sintió, extrañada por todo lo oído, anhelando aquellos plácidos días de significativa, existencia. Sin soñar sudor de sangre. Ni preocupaciones. Ella jamás podría tener la más mínima idea de lo que le aguardaba el libro de significados de los sueños.

  -Tengo que proseguir mi camino antes que este clima seco y propicio momifique mi cuerpo, mi piel se adherirá a mis huesos quebrados y lentamente me convierta en arena hirviente.

 – Ya no hay más que recorrer en estas arenas pantanosas de serpientes zigzagueando debajo de ella. Es hora de tu regreso donde tu pulso es de vida, no hay delirios en escena, y tu futuro es un acto de fe. No hay profecía apócrifa en esto Janet.- Le dijo aquel niño

Una nostalgia juvenil punzante la invadía, la misma que sentía desde que este sueño se repetía con frecuencia, y desde cuando se había trasladado al lumbral de los sueños.

 Angustiada por la sensación  Janet empezó a llorar enjugando sus lágrimas con las mangas de su vestido.

No pasó mucho rato hasta que una mano extendida, de alguien sentado desde al otro extremo del lumbral la despertó.

Este alguien, casi sin ruido, le pasó ligeramente la mano fresca por la cara. Janet se levanto de un salto. El sol ya se ponía detrás de su ventana y se había depositado sobre su rostro la sombra del tejado.

Era su madre quien musitando y como quien arrancando un dolor entre las llagas, le abrazo y dijo hija ponte tu abrigo y date prisa, tienes que ser fuerte tu padre está en el hospital…… 

Austera de un sueño despertó, en un cielo nuboso que recordaba tiempo de llover. La voz de un sueño abismal, presagiaba la usencia de su padre, sin el son de sus palabras, ni su sonrisa placida. Vislumbre la escalera hacia el cielo se cerraba. Con el alma cercenada, un grito y empapada en llanto por el padre y amigo que se fue.